Traspasos son vedados por carrera por comodines

Por Vanessa Ricart
Bengaleses.com

1 Agosto, 2013 1:14 PM

SANTO DOMINGO.— Cuando la temporada anterior la Major League Baseball incursionó en un segundo Wild Card, la idea primera era atizar la competición hasta los estratos más bajos de las divisiones. Misión cumplida. Y buenos tiempos, por cierto.

 

A tantito menos de dos meses concluya el tramo de serie regular el 29 de septiembre venidero, del universo de treinta equipos todos aspiran para ir a ese juego de muerte súbita entre el cuarto y quinto lugar de la tabla general de posiciones por Liga. Uno de ellos será nefastamente eliminado y el vencedor pasará a formar parte de la cuarteta ha de disputar el liderato divisional en una serie de cinco juegos a ganar tres. Los dos ganadores de las Series Divisionales se enfrentarán por el Campeonato de su respectiva Liga; de allí saldrán los retadores a la Serie Mundial. Bajo tales circunstancias, muy pocos equipos optaron por ser vendedores. ¿Cuáles son al día de hoy tus favoritos?

 

Para el primer día de agosto, en 2012, había seis franquicias a no más de 6.0 partidos del segundo comodín en la Americana y cuatro más en la Nacional hasta distancia de 8,5. Entre ambas ligas, solo nueve en total estaban a once o más, casi practicamente fuera de aspiraciones. A la fecha, hoy, solo cuatro clubes en el más joven de los circuitos están por debajo de 4,5 partidos; y en el más viejo de los circuitos la situación va más despejada, con solo dos equipos a 7,5 juegos o menos de la novedosa posición, y entre ambas ligas catorce superan la barrera de distancia de los nueve partidos.

 

 Dichas cifras debieron –al menos en teoría– provocar más vendedores sobre compradores previo a la fecha límite de esta edición. Mas no ha sido el caso. Quizá los directivos se vieron dotados de esperanza en historias del año anterior como Cardenales de San Luis y Atléticos de Oakland, quienes iban terceros en sus divisiones al iniciar agosto y los cuales terminaron clasificando en las últimas fechas. O en la sensacional marca de los Orioles –casi setecientos– los dos últimos meses la contienda pasada. O peor aún, en los desafortunados Milwakee Brewers y Phillies de Philadelphia quienes vendieron jugadores en fecha límite al estar sobre la decena de desventaja, y luego fortuitamente estuvieron amenazando clasificar en las fechas finales. O más reciente, Los Rays de Tampa en la Liga Americana y los Dodgers de Los Ángeles en la Liga Nacional son los equipos que han tenido las actuaciones más sólidas en el mes de julio emergiendo como punteros en sus respectivas divisiones.El segundo Wild Card se ha convertido en un halo de esperanza, una única y mítica puerta más realista que el cetro divisional, una brecha adicional a prueba de lesiones, torturas o vaticinios. Así que atentos todos a la siguientes dos o tres semanas; en virtud de quienes suban o bajen en los standings aún pudiera haber traspasos vía waivers; y quien sabe, disfrutaríamos otra frugal y divertida carrera tras el spot adicional.