Conozca la historia de las Estrellas Orientales
Las Estrellas nacen el 15 de diciembre de 1910

Por Staff
Bengaleses.com

23 Agosto, 2016 1:37 PM

SAN PEDRO DE MACORÍS.— La historia del equípo de las Estrellas Orientales se inicia con la llegada misma del beísbol al país, del cual existen varias versiones, siendo la más aproximada a la lógica la enarbolada por el gran periodísta e investigador venezolano Don Juan Vené, quien ha logrado incorporar dentro de sus investigaciones la tésis de que despues de: extenderse por toda la unión americana, fruto del flujo del intercambio comercial existente entre los norteamericanos con la isla de Cuba y la proximidad de las costas de La Florida con la isla, el beísbol llegó hasta la mayor de las antillas donde echó raíces y se expandió por toda la nación de manos de la tripulación del vapor María Herrera el 25 de Septiembde de 1886.

Estos efectuaron un rudimentario partido en la playa de Pita de aquí de San Pedro de Macorís y al marcharse dejaron en manos de los lugareños sus bates, guantes y pelotas, siendo este partido celebrado el 25 de Septiembre (viernes) de 1886 entre dos conjuntos denominados “Santiago de Cuba” y “Angelina”, se sobreentiende que los peloteros eran los marineros del barco María Herrera.


O sea, el beísbol llegó a República Dominicana por la ciudad de San Pedro de Macorís, pero los primeros propulsores fueron los hermanos de nacionalidad cubana Ignacio y Ubaldo Alomá, quienes tenían como oficio la herrería, la cual le dió fama y fortuna y tenían su taller ubicado en la calle Las Mercedes de la Zona Colonial de la ciudad capital.


Trás la cercanía de utileria, utilizando hilos y trapos elaboraban las pelotas y torneando rústicamente cualquier trozo de madera hacían los bates.


El juego fue calando rápidamente en la población y con la ayuda de varios ciudadanos formaron dos conjuntos, a los que denominaron “Cervecería” y “Cauto” en honor a un caudaloso río de Cuba.


De esta manera se fue propagando el juego por el territorio nacional, hasta que en el año 1907 nace el 7 de Noviembre el Club Atlético Licey y luego nace el Nuevo Club, lo que motivó a los petromacorisanos a formar uno también, creándose entónces, el primer equípo en 1910.


Integrado por John Abbes, Lorenzo Bobea (quien después sería periodísta y fotógrafo), Pedro Correa, Raul Carbuccia, Manuel Jiménez (la culebra), Pompillo Santana, Miguel Angel Risco, Emilio Guerrero, José Antonio González (checho) Lico Mallén y Miguel Zaglul.


La mascota era Tulio Benzo y el grupo era sustentado por el ciudadano puertoriqueño Luís Prada, quien era una especie de presidente o apoderado del equípo.  En el año 1912 el Ayuntamiento de San Pedro de Macorís (uno de los más prestigiosos del país en la época) organizó un torneo donde vieron acción los Tigres del Licey, Nuevo Club y los nuestros. 


Los Tigres del Licey y Nuevo Club se enfrentaron en un campeonato o serie en la ciudad capital, venciendo los del Nuevo Club a los Tigres del Licey, viajando posteriormente hasta la Sultana del Este a enfrentarse al equípo local, siendo vencidos en el primer encuentro de la serie.  Ya el segundo cotejo, los del Nuevo Club alegaron parcialidades de los arbitros y abandonaron el partido, decretándoseles un for-feit en los partido siguientes, lo que automáticamente le dio la corona al conjunto de San Pedro de Macorís.
Este hecho sumió en un letargo y una profunda crisis de la que no saldría hasta varios años mientras se le daba cuerpo a un real torneo.


El equípo de San Pedro se mantuvo practicando y reorganizándose participando en algunas series con otros conjuntos.  En el año 1915 nos visitó para una corta serie de exhibición un equípo llamado Niagara.

 

Pasaron varios años hasta que en el 1923 ya con la integración de los Leones, fundados el 17 de Febrero de 1921, los Tigres del Licey, un equípo integrado por las Estrellas Cibaeñas y el equípo de San Pedro de Macorís del Mar, que en ese año comienza a identificarse como las Estrellas Orientales.

 

Este torneo tampoco terminó, druto de la rivalidad existente entre los Tigres y Leones, quienes armaron un terrible lio que dió al traste con el torneo, el cual, al momento de suspenderse tenía al Escogido en el primer lugar, los Tigres en el segundo, los Cibaeños en el tercero y a las Estrellas en el cuarto puesto (sótano).

 

En los años siguientes se siguió jugando varios torneos en la ciudad capital, con la participación de los Tigres, Leones y Aguilas del Sanguino, partiendo de 1926 mientras los jugadores nuestros practicaban en las ligas de Puerto Rico, Cuba, Venezuela, Panamá y Nicaragua.

 

No fue hasta 1936 cuando ralmente renace el verdadero campeonato nacional, con la participación d elas Estrellas Orientales, Santiago, Tigres y Leones, los que se enfrentaron en un torneo de varios meses de duración denominado “Mayor Trujillo” a petición de los santiagueros y se disputó la copa Julia Molina (madre del dictador Trujillo), se acordó la inclusión de tres refuerzos extranjeros para cada equípo y cuatro para las Estrellas.

 

El 27 de Febrero del 1936 se inicia el torneo con la presencia del mayor José Arismendi Trujillo (Petán) a quien se le dedicó el torneo.  Este montó en cólera al ver al campo corto de los Leones del Escogido uniformado de verde y jugando el jardín central, aduciendo que no soportaba la presión de los fanáticos del Licey. 

 

El jugador era Juan Esteban Vargas Marcano –Tetelo Vargas- quien con la adición de los cubanos Ramón Bragaña y Manuel –Cocaína- García, junto a un gran elenco, compuesto por Mateo de la Rosa, Papo de la Rocha, Pedro Julio Fortunato, Bebecito del Billar, Javier Pérez (la marimanta), Aladino Paez, Piñao Acosta, Julio Anglada, Luís Troche, José Beltrán, Toñé Medina y Pedro Arango, donde Enrique Mejía era el dirigente, Papote Nina era la mascota y el Lic. Federico Nica era el Director de mayor jerarquía dentro del grupo.

MAS TITULARES